Así de pronto, Así de repente
Te vi en mi mente.
Tu voz invadió mis sentidos,
Y, luego, dibujé tu rostro.
He calado tu alma,
Bajo la luz de la luna,
He caminado contigo
A orillas del río.
Y sólo ha quedado
En el silencio de la noche
Lo que en secreto
Tú y yo
Hemos imaginado.
Así ha quedado
En la pupilas de nuestros ojos
Un amor en secreto,
Un amor sublimado.
Tú con mi sonrisa, tu con mi felicidad,
Yo con tu deseo, y
La pasión en mis brazos.
Un silencio eterno,
Un suspiro placentero,
Un recuerdo veraniego
Para alegrar las notas tristes
De una tediosa melodía.

Grace Sanchez


Envia este poema como postal


Mas poemas...