Soy débil suspiro tirado al viento
soy frágil bruma del cansado mar
soy triste paloma con ansias de volar,
soy triste murmullo del tenue manto
de la oscuridad.

Soy loco revuelo del nidal
de viejos canarios cansados ya
soy manso recuerdo de vanidad
soy leve siseo tras del zarzal
de una serpiente que va a cazar.

Soy ronca voz del viejo ausente
el que murió en su soledad
soy falso reír en oquedad
del afligido niño que sale avante
aunque solo siempre está.

Soy átona sílaba en tus palabras
soy solo auxiliar en tu oración
soy secundaria idea en tu corazón
soy lectura de mentes cansadas
mi prosa y verso las cansó.

II

Soy tosco espíritu que llegó
de otra vida, de otra nación,
soy lejano eco de la razón
soy tosco espíritu que suicidó
su prosa, su verso, su canción,
la lanzó al mundo, luego la recogió,
lo alimentó en su regazo y te la ofreció
sin esperar tu confirmación.

Soy el que recibe tu esencia,
soy el hijo de tu presencia
soy el que el vino escancia
soy olvido de la arrogancia.

Soy el que te espera hasta el final
soy el que da asilo a la esperanza
soy la cosecha en la labranza
soy quiero miel en el panal.

Soy el que siempre te amó,
soy el que ahora te ama,
soy el que ya sufrió.

Soy el que frágil derrama
su poesía que escampa,
para que hable tu corazón.
El mío, siempre te ama,
el mío, siempre te espera…

Alexis


Para más poemas visita cibernotas.com


Este poema es una expresión del alma del ser, de pronto parece confuso pero el que escribió este poema parece haber hablado con el alma.