Viento para tu pelo,
Agua para tu sed,
Luz en tus ojos,
Sol en tu piel.
Eso, y otra cosa deseo,
Reposar en tu querer.
Pero solo soy un hombre,
No correspondido,
Por una gran, gran,
Mujer!

Otro tiene la suerte,
Otro tiene tu amor,
Me conformo con verte,
Me embriago en dolor.

Carita de ángel,
Alma divina,
Suerte de aquel,
Que llena tu vida.

De lejos te miro,
De cerca te admiro,
De cerca te quiero,
De lejos por ti muero.

Si pasan las estaciones,
Pasa esta primavera?
Si no ves mis intensiones,
Me recordaras de que manera?

Vienes con el viento,
Y no te lleva el tiempo.
Vienes con amor,
Te alojas en mi corazón.

No me correspondes,
No me quieres,
No me entiendes,
Solo me hieres!

Tu puesto,
Tu cofre,
Tus zapatos,
Todo me gusta!
Pero tu silencio,
Te juro me asusta!

Ni un mensaje,
Ni un llamado,
Solo un sueño,
Me has dejado.

No se que te veo,
O tal vez muchas cosas,
No alcanza un libro,
Lo que escribo.
O lo que leo.

Te siento canción,
Poema, obra de arte,
Que tengas un buen pasar!
Solo quiero valorarte.

Eres fruto de huerto,
Flor exclusiva,
Mujer hermosa,
Belleza del aeropuerto.

Si estoy loco,
Por escribirte.
Menos cuerdo seria,
Si me gustaras poco.

Las palabras fluyen,
Como querer de hombre,
Porque nada me gusta más,
Que escuchar tu nombre.

Soy carta escondida,
Poema guardado,
Como tu corazón cerrado,
Bajo llave y candado.

Te lleva un caballo azul.
Llegue tarde al rescate?
Afortunado el jinete.
Si te tiene,
Puede amarte?

A esta hora duermes,
A esta hora me inspiras.
Mañana te querré más,
No importa que calles,
No importa lo que digas.

Será otro día de sin saber,
Si soy tu amigo,
Compañero,
O un querer.

Al menos yo sabiendo seguiré,
Que te quise,
Te quiero,
Y te querré.

Leonel Federico Heredia


Para más poemas visita cibernotas.com


Cuando deseamos ser algo para el ser amado, escribimos una carta de amor o un poema, tambien se lo decimos con el corazón cantando o diciendoselo al oido, quisiera ser el listón que adorna tu hermoso peinado.