A pocas horas del "Te quiero"
se ve un adios casi senil,
cae la sombra de un desprecio
se vuelve a ir casi sin fin.

Perdí muchas veces la gran "Amistad"
las risas; los llantos de sombras quedarán,
No perdona el alma mi gran soledad
Aún,vacío espectro,murmurará!

Recuerdo que en el pasado
pinté el cielo muy azúl,
que ví su rostro reflejado
en cada rayo de esa luz.

Tomé mi lápiz una tarde,
plasmé heridas del corazón,
llanto lúgubre del alma
y sentimientos de culpa y dolor.

Autor: Fiorella Ruiz


Para más poemas visita cibernotas.com


Decir adiós a un amor nunca ha sido fácil, por eso es bueno expresarse ya sea con palabras o por escrito. En un poema se expresa uno con el alma y el corazón, escribiendole una carta a esa persona que amas te ayudará a sentirte mejor mucho mejor.