¿Qué nos da por pensar
que el amor es como queremos?
Y creamos a un ser ideal,
tan irreal como nunca seremos.

¿Qué nos da por creer
que el cielo y el mar se mezclarán,
y que un día en el momento perfecto,
todos nuestros sueños se realizarán?

¿Qué me ha dado a mí por escribir
tu nombre en cualquier papel?
Y por dentro me ha de deprimir
que tú nunca lo vas a saber.

Pero quizá nuestro esfuerzo es en vano,
porque buscamos los gustos perfectos
que esa persona anhela, y nos hace daño
el no ser como quiere y nos sentimos imperfectos.

Sé tú mismo todo el tiempo,
porque el amor nunca daña.
¿Qué más da si sopla el viento?
Este amor nunca falla.

Aún sintiendo tantas inquietudes,
esa persona no te verá imperfecto,
pues si te ama transformará en virtudes
lo que antes fueron defectos.

Cecilia Tapia


Envia este poema como postal


Mas poemas...