Si te pintara le faltarían
colores al invierno.

Le faltarían los blancos
rebeldes de tus Cabellos.

Y la dulzura de las pupilas
de tus ojos tan negros.

Y el manantial cristalino
que desciende siempre

de tus tiernas manos.
Porque a no ser que seas,

rosa o clavel abierto de verano
es imposible reproducir

sabores, tocar con fino tacto,
el corazón que late en tu pecho

cuando muere de improviso el día
junto al verde y octagonal ocaso

Autor: Bianca Estella


Mas poemas en: cibernotas.com