Si, ella es ¡¡¡La de pelo suelto rebotando en sus hombros como rebotan las olas en las rocas y dejan esas rocas bañadas de blancura ¡¡¡¡Si,

ella es ¡¡¡Esa niña hermosa de ojos extraordinariamente coquetos que me hunden profundamente en su mirada ¡Dos luceros en una noche cuajada de estrellas¡ Si,

ella es ¡¡¡ La de boca roja como una rosa que al sonreír enturbia mis sentidos labios rojos de púrpura encendidos labios, como dos alas de mariposa. Si, ella,

es ¡¡¡La que sin razón alguna motivó mi vida de ilusión y su nombre grabó en mi pasión con rayos tenues de luna.

A la que acaricia los rayos del sol de lo cual envidio tanto...

ELLA la que se roba mis pensamientos cada noche... ¡ella es!

©. Víctor Zúñiga García



Mas poemas...

Los hombres sabemos cuando una mujer es la mujer que nos hace sentir hombres con solo verlas, nos alborota el corazón, este poema es como una pequeña meditación o un susurro al ver a esa mujer que nos cambia la vida, ya sea en la internet o fuera de la internet.