de colores mis praderas...
Y de flores perfumadas
dejas mis manos llenas.
Los azahares como lluvia
caen sobre mi cabeza...
Convirtiéndome en una novia
frente al altar de una iglesia.

El coro angelical de aves
ensayan a toda orquesta.
Es que el hemisferio sur
se engalana y viste de fiesta..
Este corazón que galopa
con la sangre que corre con fuerza.
Y me brotan por los poros
manantiales de poemas.

¡Gracias Señor! por la vida
y por esta obra maestra
que lleva tu rúbrica divina
impresa en la paleta.
Colores cálidos , pasteles...
todos en una danza se mezclan.
Hasta los árboles se abrazan
en sus copas y se besan.

Me miro de nuevo en el espejo
y los años ¡Ni me pesan!
Mi piel sigue lozana
y rosada como una fresa.
Los ancianos rejuvenecen
y hasta la enfermedad se aquieta.
Los hospitales custodiados por ángeles
disfrazados de enfermeras.

Es la única estación del año
que le hace frente a la pobreza.
El que no tiene una manta
se cubre con las estrellas.
Primavera ¡Quédate a vivir!
para siempre en nuestras venas.
Insúflanos tu alegría.
Aleja todas nuestras penas.

Bandadas de mariposas
revolotean en mi cabeza.
Diseñándome una corona
que brilla como diadema .
Yo se que todo en la vida
tiene un precio y ¡Mucho cuesta!
Pero esta vez otórgame un préstamo:
Que la gente ame a su hermano
y ¡Se una! a esta gran fiesta ...

Libia Beatriz Carciofetti


Para más poemas visita cibernotas.com


La primavera es una fiesta a la cual todos deseamos asistir, que venga la primavera que sea eterna! respetemos los bosques, no a la tala de árboles que son nuestra fuente de oxigeno!