El viento puede borrar
Las huellas de nuestro andar
Nuestros caminos se pueden separar
Pero nuestra amistad, ha de permanecer
Los recuerdos de días felices
De caminatas bajo el sol y la lluvia
Las risas sinceras de nuestra alegría
Solo la muerte nos ha de quitar.

Cuando el cielo se tiña de negro
Cuando llegue el momento del adiós
Todos los momentos que vivimos
Amargos, tristes, dulces y alegres
En nuestros corazones perdurara.

Ni la misma muerte con su obscuro
Manto no los podrá de robar.

Cuando ya no podamos caminar
Como ayer, en el espeso bosque.

Cuando nos quede la nostalgia
De lo que vivimos
Entonces reiremos recordando
Todas nuestras anécdotas
Que un día nos hicieron felices.

El trino de las aves en primavera
La risa de los niños en verano
Siempre nos hará añorar.

Los momentos vividos
Entre jazmines y dalias
Entre cardos y espinas
Días que no volverán
Los latidos de nuestros corazones
Los días soleados, las canciones
Que solíamos cantar
Bajo la sombra de una palmera
Esos gratos momentos
Quedaran grabados
En nuestras memorias y corazones.

Hoy quizás la vida o el destino nos separan
Pero los momentos que vivimos
Nadie nos podrá quitar.

Podrán borrar las huellas de nuestro andar
Podrá separarse nuestros caminos
Pero los momentos que vivimos
Ni la misma muerte podrá borrarlos
De nuestras almas y corazones.

Autor desconocido


Para más poemas visita cibernotas.com


La amistad es nuestra otra familia que debemos cuidar, la amistad es parte de nuestras vidas y siempre vamos a necesitar un amigo o amiga aparte de nuestra familia, cuidamos la amistad que nos llena el alma es el hermano o la hermana segunda en la vida.