Que sin ti mi vida no podía seguir,
que el día en noche se iba a convertir;
que el corazón moría con tanto dolor,
que el sol perdería su total resplandor.

Que está dolencia sería un cruel calvario,
que el sentimiento quedaría ahogado;
que un río de lágrimas lloraría a diario,
que esté inmenso amor sería mutilado.

Que si no estabas el aire me faltaría,
que la música no me confortaría;
que los sueños a un lado desecharía,
y buscaría en la muerte un mejor postor.

"PERO:"
Véeme aquí, mi vida aún continúa,
el día es común, la noche también;
el corazón lento, pero aún late,
el día se nubló, pero el sol sigue ahí.

El dolor sigue, más no igual que ayer,
el cariño lo estoy conjugando en pasado;
el llanto pronto será agotado,
este amor pronto habrá de terminar.

Hoy mis pulmones inhalan nuevo aire,
cada melodía me llena de alegría;
los sueños míos, se han vuelto a renovar,
y la muerte… ella por un tiempo me ha de respetar.

Yaretzi M



Mas poemas...


poemas de amor

El vedadero amor cuando es mutuo es perfecto, el verdadero amor no ve fisicos solamente lo que nace en el corazón.