¿Cómo se puede herir a quien nos ama?

¿Cómo se puede lastimar indiscriminadamente
a los que amamos con nuestras palabras y acciones?

¿Qué poder tan grande es ese
que te hace amar y odiar al mismo tiempo?

Y llegará el perdón...

¡Que difícil es perdonar
y más aun olvidar!

Cuanta pasión se derrocha
en argumentos sin sentido...

¿No seria más fácil y sensato
el dialogo y la búsqueda del entendimiento
de una manera civilizada?

¡Para que desvanecerse en discusiones estériles
cuando la vida es tan corta,
tanto así que se nos puede escapar
en un segundo!

¡No te desgastes entre gritos
y lagrimas infecundas!

Solo ama...

Ámame y anídame en tu pecho
como una hermosa flor.

¡No marchites mis pétalos!
Y aun si debes cortar mi capullo
para armonizar tu solapa...

Llévame con orgullo,
déjame adornarte
y sonreír en tu pecho
muy cerca de tu corazón.

Autor desconocido


Para más poemas visita cibernotas.com


Nunca vale la pena herir a quien se ama porque no es necesario y solamente se hiere a esa persona (espiritualmente hablando), mantenernos unidos con quien amamos es muy importante porque en tiempos de dificultades será importante estar unidos.