Cuando hablas con tu mirada,
Amo tu silencio y tu boca mutilada,
Amo tu manera sumisa y antagonista,
Sutil y también cuando protagonista…

Te amo escondida y modificas voluntad,
Encadenado y cuando propones libertad,
Te amo envuelta, plena, desnuda,
Sin un desde, sin un hasta, ni tampoco duda…

Te amo largo y sin medida, te amo porque te amo,
Sin motivos y sin condiciones, sin un talvez,
Te amo sin tiempo, sin derecho, ni tampoco revés…

Te amo entera y compartida, te amo porque te amo…
Amo, la mujer que fuiste, la mujer que conozco,
Y la mujer en que te vas a convertir, así… te amo.

Ricardo Santos


Para más poemas visita cibernotas.com


Cuando se expresa el alma enamorada en un poema o cuando leemos un poema que se asemeja a lo que sentimos, el corazón palpita y el amor aumenta.